Bienvenidos Buenos lectores Disfruten Espero su regreso

Nuevo mu servidor Ideal, Paraguana-mu

Nuevo servidor mu con excelentes  set 


▼Pag. http://paraguana-mu.servegame.com
▼Mu Dificil: Exp 100 Drop 60
▼Eventos Fines de Semana
▼Cuentan Con Ayuda de los Fules dentro del server
▼Recuerden Invitar Mas Personas Para que El Mu Crezca!!
Promociones de ventas de set full
▼Únete  y comienza a jugar
▼les dejare un vídeo donde verán las opciones de los set
▼y los items que bota las cajas kundun +5

▼y no te preocupes siempre contaras con la ayuda de alguien full
▼para reset y leviar los espero en el mu
▼Att: KILLING - BK









Espero Disfruten su Estadia en el mu 

INVOCA A TU DEMONIO INTERIOR (DESCUBRA A SU DEMONIO INTERIOR)

Descubra a su demonio interior

  
¿Cuál es la parte oscura de su personalidad?
No es grato; pero todos sabemos que no somos perfectos y que tenemos demonios internos que nos perturban. Este oráculo es útil para conocer esa parte negativa, a fin de poder enfrentarla y evitar que nos gobierne.
El número siete rige una buena parte de la vida humana. Estudiosos de la espiritualidad y esoterismo, tanto antiguos como modernos, le han dedicado sus vidas al estudio de este número mágico y comprobado así su gran influencia en nosotros. Asimismo, siete también son los demonios que nos acechan en nuestro propio interior a través de los siete pecados capitales. Cada uno de ellos se relaciona con un gran impedimento para ser personas armónicas y felices. Ceder a ellos es condenarnos a la infelicidad, es destruirnos y hacer sufrir a otros. Escuchar sus temibles consejos supone estar cada vez más solo, separado de la gran hermandad humana y perder la luminosidad que la divinidad otorga. Aprenda a reconocer lo peor de sí mismo para poder superarlo.
EL ORÁCULO DEL DEMONIO INTERIOR
Este sistema adivinatorio consta de 21 cartas, que puede realizar de un tamaño que le resulte cómodo. Cada demonio estará representado en tres cartas, ya sea por su dibujo o sólo por el nombre. Lo ideal es que usted mismo haga sus cartas escribiendo estos nombres sobre cartulina. Las confecciones de las cartas debe ser artesanal, ya que este no es un oraculo tan popular como el Tarot, y no se encuentra en los comercios esotericos. El material mas apropiado de confección es el carton fino, pero rigido. Las imagenes, si decide pintarlas, se pueden encontrar en representaciones antiguas. Tambien, puede escribir en cada carta el nombre de cada demonio.
Las cartas se numeran del 1 al 3, de modo tal, que habrá, por ejemplo: Mamón 1, Mamón 2 y Mamón 3. Cada número indica el grado de intensidad con la que intentará actuar el demonio para el período de consulta. El número 1 es el más fuerte y el 3, el más débil.
¿Cómo tirar las cartas?
La consulta se hace de noche, en día viernes. Encienda tres velas: de color gris, para neutralizar las influencias negativas; violeta, para inclinar situaciones adversas; y blanca, para aumentar el conocimiento y solucionar los casos espirituales no resueltos. Mezcle las cartas, tanto tiempo como lo desee. Córtelas en 3 pilas, boca abajo, con la mano izquierda. Dé vuelta la primera carta de cada pila, manteniendo el orden. Mire con atención cada carta, concéntrese y trate de percibir qué ecos encuentra en su interior.
UN EJEMPLO PARA COMPRENDER LA TIRADA
Lo ideal es consultar el oráculo para hallar las verdaderas causas de un conflicto personal, una emoción desagradable, un trauma, un mal humor constante, etc. Imagine que la persona del ejemplo ha preguntado: “¿Cuál es la razón por la que no soporto la presencia de cierta persona?”.
La respuesta de las cartas
Ha salido Belfegor 3, Asmodeo 1 y Leviatán 1. Dado que el número indica el grado de peligro frente a la acción del demonio, en este caso, deberemos interpretar que esta semana las máximas amenazas provendrán de la envidia y la lujuria (el número1), y que la pereza aportará lo suyo, como para ceder ante las dos primeras.
Esto puede significar que esa persona representa su “sombra”, lo peor de usted mismo, como si se tratara del reflejo de un espejo. A su vez, usted se siente desagradablemente atraído por esa persona a la que, a la vez, detesta, dado que ella simboliza  sus propios impulsos negativos.
LA INTERPRETACIÓN 
Con un poco de práctica y conocimiento de sí mismo, usted irá perfeccionando su capacidad para una lectura mucho más afinada. En principio y teniendo en cuenta el mensaje del ejemplo, durante esa semana, deberá estar atento a las situaciones en donde aparezcan los aguijones de la envidia o las tentaciones de dejar todo de lado y tener sexo sin ningún miramiento por la otra persona.
Con el tiempo, el mensaje se le aparecerá mucho más claro y verdaderamente anticipatorio.
Siguiendo con el ejemplo, usted comprenderá de antemano que el ascenso de un compañero de trabajo le da envidia y que ya ha comenzado a idear una venganza: seducirlo para luego abandonarlo. Comprenderlo y evitarlo será el mejor modo de preservarse de la destrucción y la infelicidad, ya que la perfidia de los demonios es que destruyen tanto a quienes poseen, como a las otras personas que podrían ser objeto de nuestras acciones.
El mensaje de cada demonio
He aquí, personificados en demonios a cada uno de los 7 pecados capitales. Recuerde que cada carta tiene 3 valores.
  • Lucifer: el demonio negro de la soberbia que nos lleva a despreciar a los demás, creyéndonos superiores.
  • Satanás: este demonio muy conocido representa la ira; que nos lleva a sufrir y a hacer sufrir a otros mediante ofensas y agresiones, a veces, irreparables.
  • Mamón: harapiento y esquelético, constituye la imagen de la    avaricia; que enajena el espíritu en los objetos hasta perderse uno mismo en ellos.
  • Asmodeo: fauno de hocico de cerdo, simboliza la lujuria; que poco tiene que ver con el amor y representa la dominación del otro a través del sexo. Consiste en la reducción del prójimo.
  • Belcebú: con su rostro hinchado, peludo y con alas de murciélago, rodeado de moscas, hace alusión a la gula, que llega a enceguecer todo otro interés que no se relacione con la comida. Daña el   espíritu y también perjudica el cuerpo.
  • Leviatán: la gran serpiente     marina, representa la envidia, que desde el interior roe el espíritu destruyendo las buenas relaciones entre los seres humanos.
  • Belfegor: demonio de barba larga con la boca abierta, cuernos y garras muy afiladas, simboliza a la pereza, pecado que vulnera la voluntad y, con ello, las posibilidades de superación.

EL DEMONIO INCUBO

DEMONIOS QUE TIENEN SEXO CON HOMBRES Y MUJERES (INCUBOS Y SUCUBOS)

Voy hablar aquí de dos de los mas peligrosos, que descienden de los Nefelines, ángeles caídos y que de menor rango, no engendran hijos a las mujeres pero que si las usan sexualmente y que en muchos casos le han engendrados algún tipo de feto que nacen sin vida, ya que siempre son abortados parecidos a animales con características humanas, y también los demonios que toman forma femenina para tener relaciones con hombres , muchos de estos casos suceden mas en los pueblos de los países donde se practica mucho la brujería, vudú y Satanismo.
Los Incubos, del latín incubare su significado es estar arriba o encima y es un demonio de forma masculina que tiene relaciones sexuales con mujeres, y desde la edad media se ha dicho de que buscan engendrar el anticristo, estos demonios atacan solo a mujeres con esposos, o solteras, viejas, jóvenes, enferma, en salud a ellos no les importa su estado, muchas mujeres han llegado hasta abandonar a su marido por un demonio de estos. Casi siempre atacan por las noches invadiendo la mente y el sueño de las mujeres, produciendo mensajes subliminales de pasión sexual hasta que la mujer se forma un pensamiento continuo de sexo en su mente y provocando sueños eróticos.
Con esta forma el incubo puede lograr dominar la voluntad de la mujer, y ya con el deseo sexual avivado en la victima se puede materializar alimentado por la energía sexual y tener relaciones con la mujer como si fuera un hombre al cual ella puede sentir arriba de ella y sentir múltiples orgasmos en cortos momentos, luego por el placer sexual inmenso que le desarrolla a la mujer, en algunos casos, no en todos la mujer decide voluntariamente ya a sabiendas mantener esa relación con un incubo aunque tenga que dejar a su marido si es casada.
En la mayoría de los casos los incubos doblegan la voluntad de las mujeres por los pensamientos eróticos a través de los sueños, violando la voluntad propia de la mujer que poseen, al día siguiente la mujer se levanta débil ya que estos seres le roban el vigor para alimentarse ellos por la energía sexual, la mujer se da cuenta de que fue violada por el semen o la sangre en la cama o bien dentro de ella la cantidad enorme de semen o dolor vaginal y solo recuerda el sueño de la noche anterior.
Los incubos son demonios lascivos que no le importa la condición siempre y cuando sea una mujer su victima, puede anciana, fea, bella, estar embarazada, ser viuda nada lo detiene, como sus progenitores Nefelines encarcelados tomar las hijas de los hombres descarriada y rebelde para sus propósitos. Entre los nombres que le han dado a los incubos los estudiosos de la demonológia están Aiperos, Hermione, Zabulón, Alpiel Efelios, Leviatán y Belaam entres muchos más.
Los Súcubos, del latín sucubare su significado es colocarse abajo, esto es imitar la forma femenina de tener una relación sexual con un hombre; los súcubo son demonios que toman formas de mujeres, para poder acercarse a los hombres y seducirlos mediante excitación sexual por los sueños, y extraerle el semen al hombre y alimentar su energía, al igual que los incubos buscan procrear el anticristo mezclado de demonio y humanidad, al igual que los incubos, los súcubos actúan por las noches y pueden aparecer como persona humana, mujer o hombre ante sus victima.
En todos los países del mundo están por doquier estas historias, en Santo Domingo yo presencie un episodio de un camarógrafo llamado Travolta de la televisión que la noche anterior monto en su carro a una bella chica en una luz roja de un semáforo que le pidió que la llevara hasta un lugar, entablada una conversación termino acostándose con ella y luego la llevo a su casa, antes de eso le había prestado su abrigo y convinieron que él lo retiraría en la mañana, cuando fue por el abrigo se encontró en la casa con una señera que al preguntar por Alicia ya que así se llamaba la muchacha montada en su carro la noche anterior, la señora le dijo yo soy la madre de Alicia pero ella tiene tres años de muerta. Mas valla al cementerio de la Máximo Gómez y le dio la dirección de la tumba, al llegar ahí por poco se desmaya, su abrigo estaba a un lado de la tumba donde habían mas de diez abrigos, de hombres con quien este demonio súcubo había salido tomando forma de Alicia, que murió en un accidente de trancito en la Avenida Las Ameritas y golpeaba a su madre y era rebelde.
Como teólogo yo creo que los muertos antes de tiempo por accidentes, suicidio, ahorcamiento, que no completaron su edad cronológica en la tierra, que han sido hombres y mujeres rebeldes a Dios y a las autoridades delegadas por Dios como son padre y madre Satanás los usa para hacer fechorías lujuriosas en la tierra a través de demonios que toman apariencia de esas personas muertas, que no son ellas sino demonios, hasta que esos muertos cumplen su edad cronológica determinada por Dios en la tierra y luego ya no aparecerán mas demonios en su figura corporal.
Los súcubos demonios que toman apariencia femenina, especialmente mujeres bellas ya que ellos saben que a los hombres raras veces de atraen las mujeres feas y especialmente porque su intento es atraparlos y arrastrarlos a los placeres sexuales para ellos los súcubos en apariencia de ellas disfrutarlo y extraer el semen del hombre del cual se alimentan su energía, dejándolos agotados después de una relación, muchos hombres con ese tipo de problema terminan dejando sus esposas si son casados, ya que estos demonios desean intimidar con los hombres como si fueran mujeres autenticas.
Entre los nombres dados a estos demonios súcubos por los demonólogos, están Ábrale, Baltazo, Bietka, Filotano, Florina Vasordiel, Mancerinio y Lilito y en Haití Metrezili, estos son unos pocos nombres entres muchos mas. La creencia en los incubos y súcubos es de fecha antigua ya que los galos conocían los incubos con el nombre de Drusios; Agustín de Hipona dice “seria imprudente negar un hecho tan establecido y que en todos los pueblos han hablado de ellos.” Los hebreos por medio de la Biblia lo remontan a los primeros tiempos de los primeros hombres por los ángeles caídos.
Las personas que mas contactos tienen con esto demonios, son aquellas que no tienen comunión con Dios y creen mucho en santería, brujerías, ocultismo y que creen mucho en la obra de la tinieblas sin la protección de la fe en Dios, quizás la avalancha mas grande de estos demonios fue en la edad media. Manuel Carballa en su libro El síndrome del Maligno dice “Incubos y Súcubos acostumbran a visitar a los mortales en sus lechos para tener relaciones con ellos. En la mañanas a no ser por los restos de semen o de sangre encontrados en las sabanas, los violados solo recuerdan la experiencia como un sueño”.
El investigador demonológico español Joel Guijarro en su libro “Infiltrados” dice “seres de otra dimensiones entre los humanos están”. Agustín Hipona que le costo mucho trabajo convencerse de este fenómeno dijo “son tantos los que lo aseveran, que parecería desvergüenza negarlo”
Al ser estos demonios descendientes de los ángeles caídos Nefelines, lo cuales engendraban hijos a las mujeres, estos Incubos y Súcubos que no están en prisiones eternas y oscura como los Nefelines, pueden entrar a los humanos por el sueño o por la materialización en hombres o mujeres al ojo de la victima visible, porque los ángeles se pueden materializar y tomar forma humana “Antropomorfismo”, como en el caso de los visitantes de Abraham y Sara, y el caso de Lot en Sodoma y Gomorra, ellos no engendran hijos aunque han embrazado a muchas mujeres, los fetos no nacen bien, sino prematuros y abortados muertos con característica humana animal.
De estos casos conozco muchos desde Haití, Republica Dominicana y de muchos países del mundo, mas estos seres infernales no pueden tocar a los que han aceptado a Jesucristo como su Señor porque él tiene la jefatura y dominio y señorío contra todas potestades y tronos.
“Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre. Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará. Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos” (Lucas 10:17-20).

EL DEMONIO SUCUBO

Demonios súcubos
Estos demonios poseen siempre el aspecto de una mujer de belleza extraordinaria, piel perfecta y cabello oscuro o rojizo. Posiblemente, el mismo aspecto de Lilith, Reina de la Oscuridad y la Noche, de quien se cree que descienden todos los demás súcubos.
Súcubo, de SelenadaSe esconden tras esta atractiva fachada para conseguir atraer y tentar a los mortales que se cruzan en su camino. Su única misión es atraer primero para atormentar después.
Sus movimientos son ágiles y precisos. Su forma de caminar es muy seductora y cuentan con una gran presencia y carisma. Ese tipo de carisma que fascina y casi deja hipnotizado a su interlocutor, aunque un espectador avispado podría saber que se trata de un demonio por ese destello en su mirada de oscuro y enfermizo deseo.
Hablan varios idiomas, por lo que no tienen problemas para entablar conversaciones y establecer nuevas relaciones sociales. Podrían considerarse la compañía ideal si no fuese porque, en ocasiones, se dejan llevar y sacan su lado más lascivo.
Los demonios súcubos no necesitan mostrarse agresivos y, además, rehúyen los conflictos. Prefieren usar su capacidad de persuasión y don de gentes para conseguir sus propósitos. Además, en caso de necesidad, no dudarán en adoptar el papel de víctima o de damisela en apuros. Incluso pueden enredar y poner a unos en contra de otros por simple diversión.
Una vez tienen elegido al mortal procuran alejarse con él de la multitud, y entonces usan su capacidad de sugestión, muy parecida a la de los vampiros, para hacerle creer prácticamente cualquier cosa que deseen. Cuando la víctima entra en ese estado hipnótico pasa a ser atacada por el súcubo, que consume la energía de la víctima mientras mantienen relaciones sexuales.
Estos demonios se nutren de la energía vital del mortal, energía que también les permite mantener ese aspecto joven y encantador.
Tras el estado de inconsciencia, las víctimas pasan a un sueño profundo del que suelen despertar agotadas, deprimidas y con la sensación de haber vivido una horrible pesadilla, aunque si el súcubo se excede extrayendo energía es posible que no consigan despertar y acaben muriendo.
Algo que divierte mucho a estos demonios súcubos es atacar a hombres virtuosos o que han hecho voto de castidad. Les encanta atormentarlos al despertar del sueño con recuerdos de orgías y perversiones que los hacen sentir muy avergonzados.
Aunque no es habitual, en ciertas ocasiones los súcubos muestran su verdadero aspecto mientras mantienen relaciones con sus víctimas. Los ojos de serpiente, los colmillos, las alas de murciélago y la cola son un “extra” de martirio del que disfrutan cuando su víctima no les gusta especialmente
Copyright © 2013 sobrenatural and Blogger Themes.